Visualizan variadas especies de animales y plantas en la parte alta de Coquimbo

173 especies de plantas vasculares, cinco de reptiles, 46 de aves y dos de mamíferos es el resultado del catastro realizado en la ladera poniente del sector alto de Coquimbo, que se enmarca en el levantamiento de la Línea Base del Plan Maestro, que se está desarrollando desde hace dos meses en dicha área por iniciativa del Ministerio de Vivienda y Urbanismo.

Al respecto el Director Serviu región de Coquimbo, Ángelo Montaño, explicó que “a través de este levantamiento que estamos generando para el Plan Maestro de los sectores altos de Coquimbo vamos a poder conocer con qué elementos nos encontramos en el trazado que tenemos previsto para una futura extensión de la circunvalación, reconociendo los elementos autóctonos del sector, entre ellos la flora y fauna, pero sobre todo, este estudio en general,   nos va a permitir ir proyectando el futuro desarrollo de esta zona, poder reconocer los mejores lugares para poder implementar espacios públicos, vías y también la consolidación de nuevos proyectos habitacionales, por ejemplo.”

Por su parte, el urbanista Rodrigo Tapia Cerda consultor de este estudio expresó que “El levantamiento de información del sector, si bien tiene por objetivo primordial la caracterización urbana, sociodemográfica, y de organización social, además de la percepción social sobre problemáticas y potencialidades del territorio; considera el levantamiento de información ecológica sobre las especies de flora y fauna del lugar, que servirá como insumo para la posterior formulación del Plan Maestro de Regeneración Urbana de Alto Coquimbo”, destacó.

“Ha sido un trabajo arduo y muy profesional el que ha realizado el equipo encargado del registro de biodiversidad, constatando distintas especies de flora y fauna presentes en el área de estudio, lo que permitirá delinear posibles áreas de protección ecológica en el futuro Plan Maestro”, remarcó el profesional.

Flora

En el trabajo en terreno se observaron 173 especies de plantas vasculares, de las cuales 55 son endémicas de Chile, 35 nativas no endémicas y 41 adventicias, evaluando tres de los principales atributos de la vegetación: fisonomía, composición y distribución espacial. Para esta tarea, se realizó un rastreo intensivo del área de estudio mediante recorrido libre, siguiendo un transecto o banda de muestreo, de 10 metros de ancho incluyendo el registro, identificación y georreferenciación de especies y asociaciones vegetales. Los elementos dominantes en ambientes rocosos fueron el Palo Negro y el Churco, acompañados principalmente por el Copao y arbustos bajos como la Chamiza, la Pichanilla y el Rabo de Zorro.

Pese a su relativa escasez y distribución dispersa, cabe destacar la presencia del Atutemo, el Chilco del Norte, la Flor del Minero, la Hierba del Chavalongo, el Pircún, el Rumpiato y el Lucumillo, especie en peligro de extinción, exclusiva de la costa de la Provincia de Elqui.

Fauna

Otra tarea especial significó el rastreo de la Herpetofauna, o la presencia de Reptiles en áreas de 100 m de largo por 2 de ancho, distribuidos aleatoriamente. Se realizó una búsqueda intensiva de individuos y evidencias indirectas de su presencia, tales como piel y heces. Se observaron cinco especies, cuatro de saurios, las lagartijas de las especies Liolaemus fuscus, Liolaemus nitidus, Liolaemus platei y Liolaemus zapallarensis; y una de ofidios o culebras, la Philodryas chamissonis. Todas estas especies de herpetofauna son  endémicas de Chile.

En cuanto a la riqueza específica y la abundancia de aves, se utilizó el método de conteo intensivo por puntos, que consiste en identificar y contar todos los individuos que se detectan visual o acústicamente, en estaciones de radio fijo. Se observaron 46 especies de aves, repartidas en 10 órdenes, 25 familias y 38 géneros. De ellas, 41 son nativas no endémicas, 2 endémicas y 3 introducidas en territorio chileno. Los Passeriformes o “aves que tienen forma de gorrión” se contabilizaron un total de 20 especies como el Picaflor del Norte, el Chincol, el Yal, el Churrete Costero, el Queltehue, la Diuca; mientras que los Charadriiformes, se contabilizaron 8 especies, entre las que podemos destacar el Lile, el Pelícano Peruano, el Piquero Común y el Guanay.

En cuanto a la presencia de mamíferos, la búsqueda se realizó en bandas de 300 metros de largo por 100 de ancho, separados entre sí por una distancia no menor de 200 metros, observándose 2 especies de mamíferos, una nativa, el Lobo Marino común o de un pelo (otaria flavescens), y una introducida, el conejo (Oryctolagus cuniculus).

Utilidad

Para el ecólogo paisajista Paulo Cruz Cortés, “este tipo de catastro de un sector periférico en una urbe como lo es Coquimbo, es muy importante desde el punto de vista de la ecología, pues a la hora de intervenir dicho sector, por el crecimiento natural de las ciudades, se sabrá exactamente las distintas especies de flora y avifauna, para poder diseñar los planes de manejo para ellas”. Añade que “lo más relevante es poder proyectar planes de acción eficientes y eficaces para la protección de especies que puedan estar amenazadas o en peligro de extinción”.

Cabe destacar que esta investigación ha sido desarrollada por el Ingeniero Agrónomo José Luis Cortés y el Biólogo Marino Víctor Pastén.

       



Diarios Comunales

Red de Diarios Comunales, presente en las 15 comunas de la Región de Coquimbo, informando sobre noticias locales en cada una de ellas.