Editorial: Acceso a la salud en Coquimbo

El acceso a la salud. ¿Para ricos sanos y pobres enfermos? El 80 por ciento de la población se atiende en el mal mirado sistema público de Fonasa en algunos de los niveles o letras que corresponda. El 20 por ciento restante, en tanto,  se cubre a través de las isapres, el sistema privado.

Ambos funcionan muy distintos entre sí, pero este último recibe recursos indirectos de su competidor público. Ambos se mantienen con las cotizaciones obligatorias y con el copago o la gratuidad en el caso de los niveles A o B de Fonasa.

En las isapres, adicionalmente se debe pagar el contrato de la prestación y hay que declarar obligatoriamente las enfermedades. Es ahí cuando el sistema privado se reserva el derecho de admitir o no a quienes padecen enfermedades generalmente costosas. En el sector público, en cambio, eso no ocurre. En consecuencia, se puede concluir que el sistema privado de salud acoge a personas sanas o menos enfermizas. En Fonasa, muy por el contrario, todos pueden contar con cobertura.

Desde esta óptica en regiones como la de Coquimbo, aún cuando alguien está afiliado a una isapre, irremediablemente en caso de accidente o algo mayor que acontezca en la vía pública será socorrido paradojalmente por el sistema público. Ahí estará junto a usted la ambulancia del hospital y personal público de salud. Será llevado al hospital público más cercano y su vida será salvada por el tan mal mirado sistema del Estado.

Así las cosas, claramente hay que revisar ambos sistemas de salud para que todos tengamos igualdad de condiciones sin necesidad de seguir recargando al ya tan cansado aparataje estatal.

       



Diarios Comunales

Red de Diarios Comunales, presente en las 15 comunas de la Región de Coquimbo, informando sobre noticias locales en cada una de ellas.