Tostaduría el Sol de María Angélica León: 32 años vendiendo maní en Coquimbo

En principio fue un negocio que nació de un molino que se llamaba ‘‘El Sol’’, ubicado al costado del estadio de Coquimbo, ahí se fabricaban todo tipo de productos como chuchoca, majado, remolido, harina tostada, ají color. Entonces al papa de María Angélica, se le ocurrió poner un negocio en el centro el año 1981 al lado de la Iglesia San Pedro. El boom del maní fue ahí en ese sitio, en el cual traían el producto de otra famosa Tostaduría de Viña del Mar, de ahí el maní se instaló en la ciudad, este hecho fue el que cambió el rumbo al negocio, en vez de seguir con el majado o la chuchoca.

AUDIO

Se llegó a tal punto que llegaron a vender 3 toneladas de maní tostado, con un olor inconfundible, la gente salía a la plaza a comprar, hasta que después María Angélica se cambió a Aldunate 1270 lo que muchos conocen como la Galería del Maní.

 EL SECRETO DEL ÉXITO

El secreto del éxito de estos 32 años de este negocio, es que ella cuenta con una máquina para tostar ahí mismo en el local, por eso vende maní fresco. “El producto se tuesta en la mañana,  en la tarde, por eso la gente tiene maní fresco,  que viene crudo desde Córdoba. Hubo un tiempo en que el maní estuvo muy desprestigiado por que vendían maní añejo, pero este maní no tiene más de ocho horas de tostado, por eso la clientela  de generación en generación compra ahí”, señala la vendedora por años de este producto que es catalogado como sano.

El maní se vende de diferentes tipos, primero está el maní con cascara que es tradicional el que comen los monos y elefantes en los circos y zoológicos, después viene el maní pelado, salado, confitado y hasta con sabores como el plátano u café. También con la comercialización de productos chinos han llegado otras variedades de maní, con sabores, como ajo, queso, pizza y dulces como  mora o menta.

María Angélica León Toesca, dueña de la Tostaduría el Sol de Coquimbo señala que ‘‘el típico maní que se vende es el maní tostado, que siempre es fresco y crocante, incluso esta galería que tiene 32 locales la conocen como la galería del maní, por el olor’’.

AUDIO

‘‘Esto fue no como emprendimiento, sino que una herencia que yo recibí, porque yo fui profesora antes, en la época de las vacas flacas como se dice me toco inventar un negocio que tuvo un muy buen resultado, con muchas ventas  y mucha clientela que va al local’’, añadió.

 ANÉCDOTA

María Angélica León, como dueña de la Tostaduría nos cuenta una entretenida anécdota;  ‘‘cuando seguimos el negocio aquí en la galería en ese tiempo en el local  1 que quedaba frente de la calle, un día venia el circo con todos los animales que traía en esos tiempos; un domador pasó con un elefante, entonces el elefante llegó a pasar por el negocio y sintió el olor a maní, se devolvió y metió su trompa hacia el local, como diciendo ‘‘denme algo’’, entonces yo le puse una bolsita y la succionó, si no es por el domador se hubiese llevado todo el maní, el elefante succionaba el maní como un manjar, tengo de clientes hasta los elefantes…”

Entre los desafíos futuros está el seguir en la senda que se ha forjado, aplicando innovación, porque el comer maní no pasa de moda, traspasa generaciones y también ayuda para la salud con colesterol bueno.

AUDIO

.

 

 

       



Diarios Comunales

Red de Diarios Comunales, presente en las 15 comunas de la Región de Coquimbo, informando sobre noticias locales en cada una de ellas.